Auxilio Judicial

El puesto de Auxilio Judicial es uno de los más solicitados. Es un puesto en el que se tiene la posibilidad de trabajar cerca de casa y, por pertenecer al grupo C2, únicamente se necesita el graduado en ESO o un equivalente para poder opositar y entrar. Las oposiciones de Justicia están dentro de la oferta de empleo público que, como norma general, anuncia el Gobierno. Y para 2016 se espera que sean más de 1.500 plazas las que se oferten para Auxilio Judicial.

Funciones del Auxilio Judicial

El funcionario perteneciente al Auxilio Judicial es un agente de la autoridad que tiene el objetivo de comunicar y ejecutar actos judiciales, además de archivar documentos y proteger el estado material de su oficina judicial. El sueldo de este funcionario está en función de los complementos (antigüedad, lugar de destino, …) y puede oscilar entre los 900 a 1.000 euros a los 1.800 euros netos al mes. Entre las diferentes funciones que desempeña el Auxilio Judicial se encuentran: Comunicar todas aquellas notificaciones, citaciones, emplazamientos y requerimientos. Es el encargado de ejecutar los embargos, los lanzamientos y demás actos judiciales. Además, entre sus funciones se encuentra el actuar como Policía Judicial como Agente de Autoridad. Archivación de los autos y expedientes judiciales. Velar por las condiciones de uso de las Salas de Vistas y mantener el orden de estas. Comprobar que los medios técnicos necesarios para el proceso judicial se encuentren en condiciones idóneas para ser utilizados. Desempeñar aquellas jefaturas que estén asignadas al cuerpo en las Relaciones de Puestos de Trabajo de la Oficina Judicial.

Requisitos para la oposición a Auxilio Judicial

 

¿En qué consisten las oposiciones de Auxilio Judicial? Pruebas – Oposiciones 2016

Las oposiciones a Auxilio Judicial constan de una parte de oposición y otra de concurso. La fase de oposición tiene las siguientes pruebas: Test de 100 preguntas con cuatro respuestas alternativas de conocimientos sobre el temario del programa (mirad un poco más abajo). Test de 50 preguntas con cuatro respuestas alternativas referidas a un caso práctico relacionado con las funciones que se le atribuyen al puesto que se oposita. Dependiendo de la comunidad autónoma relacionada con la convocatoria, puede haber pruebas adicionales no eliminatorias para evaluar el conocimiento de la lengua oficial propia o el derecho civil especial común o foral que tenga. En la fase de concurso se valoran los méritos que se indican en la Orden JUS/1294/2010 de 5 de mayo.